Noticias

El campamento de Moria se encuentra totalmente lleno con más de ocho mil personas, cuando su capacidad es de dos mil quinientas.

Hoy queremos contarles la historia de una familia de Afganistán que vive en las afueras del campamento donde la higiene y las condiciones de vivienda son verdaderamente precarias, sufren de falta de agua, sobre todo agua caliente para poder ducharse, su tienda no tiene ningún tipo de protección contra el viento, frío y la humedad. La situación es dramática ya que esta familia tiene varios niños, Alí el padre familia nos dice “nunca hubiera imaginado lo que iba a tener que vivir aquí”. Sus hijos no tiene colegio ni guardería, no tienen libros ni bolígrafos, solamente cuentan con una maleta con un par de prendas de ropa y nada más.

Esta familia tenía una vida normal con una casa grande, vehículos y disfrutaba de una vida sin mayores problemas, hasta que tuvieron que huir de su hogar, abandonando todo lo que tenían para proteger sus vidas. Ahora viviendo en Moria no saben por dónde comenzar, cómo seguir adelante, simplemente ven pasar un día y otro y nada cambia, este hombre y su familia no tienen reconocimiento de refugiados, ni cuentan con estatus para permanecer en ese lugar.

Historias tan tristes y dolorosas como esta se viven y comparten cada día cerca de los campamentos de refugiados que REMAR S.O.S. tiene en Grecia, no podemos cerrar nuestro corazón a tanta necesidad, necesitamos ayudarles, ponte en contacto con nosotros y forma parte de los colaboradores que se suman para brindar una mano a aquellos que verdaderamente lo necesitan.

s5 logo

Revista Mensual: